Educando en emociones con creatividad y mindfulness

He descubierto un taller familiar, diferente a todos los que había probado hasta ahora, que os quiero recomendar. Se trata de un taller que nos ayuda a educar en emociones a nuestros hijos…y también a gestionar las nuestras.

Creo que el principal problema al que nos enfrentamos los padres hoy en día es la falta de tiempo y eso afecta de forma muy importante a las relaciones con nuestros hijos. El día a día va muy deprisa y no tenemos tiempo casi ni de mirarlos. Muchas veces estamos tan estresados que ni nosotros mismos sabemos lo qué nos pasa. ¿Cómo vamos a ayudar a nuestros hijos a lidiar con sus emociones, si nosotros tampoco sabemos hacerlo?

El taller del que os hablo ha sido ideado por Art Inspector y se imparte en Centro Centro Cibeles (Madrid) de forma gratuita. El objetivo principal es que los niños descubran sus habilidades, desarrollen su creatividad y gestionen sus emociones a través de actividades artísticas (como la pintura o la música). Para ello se utilizan juegos tradicionales, pero también unos ejercicios de relajación basados en mindfulness y yoga.

Educación Emocional
Emociones y aprendizaje

Tiene una duración de 2 horas y media divididas en tres etapas, durante las que se invita a toda la familia a compartir, disfrutar y aprender jugando. Primero, mientras los niños gastan un poco de su energía, los padres se acercan al concepto de Inteligencia Emocional de la mano de la especialista Natalia Viazzi. Aprenden a relajarse y comparten algunas ideas para conseguir ponerse en el lugar de sus hijos y comprenderles.

Después viene la relajación conjunta. Utilizando unas técnicas de respiración tan sencillas como prácticas, padres e hijos consiguen relajarse y dar paso,  descansados y tranquilos, a la última etapa del taller: el descubrimiento artístico. Esta fase también se realiza de forma conjunta y consiste en una “investigación” de la exposición “Ignacio de Zuloaga y Manuel de Falla. Historia de una amistad”. El taller culmina con el descubrimiento de la música de Manuel de Falla junto a Raquel Rodríguez (pedagoga musical).

Estos talleres son una interesante forma de aprender a gestionar emociones (padres e hijos) al tiempo que se fomenta la creatividad y se enseña arte a los niños a través de la experimentación y la emoción. Y todo ello de una manera dinámica y divertida.

El ser humano aprende experimentando no memorizando. Si queremos que los niños no olviden lo que aprenden, tenemos que conseguir que lo experimenten, que lo toquen, que lo sientan y, si es posible, que lo amen. Porque, como dice el neurocientífico español Francisco Mora Teruel en su libro Neuroeducación, sólo se puede aprender lo que se ama”.

Art Inspector es un proyecto educativo y artístico inspirado en los programas que se desarrollan en la Fundación el Arte de Vivir. Está dirigido a niños y adolescentes y surge de la búsqueda de un cambio en el paradigma educativo.

Estoy convencida de que este tipo de proyectos nos ayudarán a cambiar nuestro sistema educativo y adecuarlo a las necesidades y desafíos que plantea la educación del siglo XXI. ¡Ánimo y suerte para todos los integrantes del proyecto!

Otros talleres de Art Inspector: http://artinspector.es/programas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s