En busca de la Ilusión de un niño

Millones de niños en todo el mundo trabajan de sol a sol para ayudar en el mantenimiento de su familia. No van al colegio, no juegan, no ven televisión… Carecen de una de las características básicas de la infancia que debería ser protegida por ley: La Ilusión.

Una de las formas de viajar que mejor te permite conocer a las personas y sus circunstancias vitales es la moto. Por eso, después de dar la vuelta al mundo en moto, mi amigo, el escritor y aventurero Fabián C. Barrio, volvió a Nepal e India para colaborar con la Fundación Esther Benjamin Trust y documentar la cruda historia de los niños nepalíes que son raptados o vendidos como esclavos en los circos indios, en muchos casos por sus propios padres. Este viaje, bautizado como Proyecto Suraj y patrocinado por Mutua Madrileña, se convirtió en una desgarradora novela que vio la luz en el mes de enero: “Malabar”.

Impresionado por las condiciones de vida que afectan a los más pequeños en numerosos países del mundo, este año Fabián ha decidido iniciar otro viaje de marcado carácter solidario: la Ruta Mainumbí. Durante los próximos seis meses, cruzará Latinoamérica en moto, desde Buenos Aires (Argentina) hasta Los Ángeles (Estados Unidos), con el objetivo de acercar la ilusión, al menos durante unos minutos, a aquellos niños que más lo necesitan.

Ruta Mainumbí. Expedición Mutua Madrileña.
Fabián Barrio. Ruta Mainumbí. Expedición Mutua Madrileña.

La idea principal de este viaje es llevar una proyección de cine hasta la puerta de sus casas, acercando la ilusión que genera el séptimo arte a niños que, de no ser así, seguramente nunca podrían disfrutar de ella. Así, Fabián transportará en su moto, hasta esos lugares prácticamente inaccesibles, el mejor equipo de proyección y alta fidelidad. Además, de la mano de la Fundación Mutua Madrileña, entregará una ayuda a dos ONGs que apoyan a la infancia en el continente latinoamericano (CESAL y Energía Sin Fronteras) para que puedan comprar motos que ayuden a estas personas en su vida diaria.

Y es que los seres humanos no sólo necesitamos alimentarnos de comida para sobrevivir, también necesitamos ilusión y fuerza para seguir adelante. Los que tenemos hijos sabemos que muchas veces esa fuerza nos viene directamente de ellos, que transmiten su energía gratuitamente a todo el que se les acerca. Por ello, no hay nada más triste que ver sufrir a un hijo.

Si quieres, puedes seguir en directo la ruta de Fabián a través de la página web http://www.mainumbi.es/. Además, si vives en Latinoamérica puedes decidir qué lugares visitará gracias a una aplicación para el teléfono móvil.

Aquí os dejo el primero de sus vídeos. Espero que os guste tanto como a mí:

¿Quieres conocer qué es un mainumbí y por qué Fabián lo ha elegido para dar nombre a su ruta?

Anuncios

2 comentarios en “En busca de la Ilusión de un niño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s